Brio, un nuevo dispositivo en el cerebro para combatir el Parkinson

Imagen gratuita utilizada de Freepik
Imagen gratuita utilizada de Freepik

Imagen gratuita utilizada de Freepik

El dispositivo en cuestión consiste en un sistema de neuroestimulación bautizado como Brio, con el objetivo, como no podía ser de otra manera, de reducir los síntomas, algunos tan desagradables como el temblor o los trastornos que involucran al movimiento.

Nos ha sido posible saber esta información, gracias a la publicación del prestigioso medio de comunicación especializado en Salud como es ConSalud.es, quienes recogen además declaraciones del director en funciones de la Oficina de Evaluación de Dispositivos del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA, hablamos del doctor William Maisel quien destaca que “no hay curas para la enfermedad de Parkinson ni para el temblor esencial, pero encontrar mejores formas de gestionar los síntomas es esencial para los pacientes”.

Sin duda una afirmación con la que Brain Dynamics está totalmente de acuerdo. Y es que no es la primera ni será la última noticia que encontramos de estas características. Ya hablamos sobre Google, quien desarrolló una cuchara especializada para el temblor en el Parkinson, hablamos sobre sensores y estimuladores que podían mejorar el equilibrio del paciente, también fue muy sonada nuestra entrada en la que hablamos de un “smart” que suministraba medicación de manera automática desde una cápsula integrada en una muela, de manera que el paciente podía tener la medicación en su cuerpo prácticamente sin percatarse de estar tomándola, e incluso, hablamos nuevamente de Google para hablar del papel que podrían cumplir las Google Glass en pacientes de Parkinson. En resumidas cuentas, noticias todas, muy interesantes para ver cómo la tecnología puede ser realmente efectiva e importante para mejorar la vida de pacientes con enfermedades neurológicas que le impiden realizar su vida de manera normal. La aportación tecnológica aporta una mejor calidad de vida.

Pero retomando el dispositivo que en esta ocasión nos lleva a escribir, según recoge el citado portal de Salud, se trata de una especie de “generador de pulsos” pequeño y con opción a ser recargable  con pilas, implantado bajo la piel. Además de ello, unos cables del generador llevan a ubicaciones concretas del cerebro, dependiendo de la enfermedad a tratar, aunque en esta ocasión hablamos de Parkinson. Según recoge la FDA, las personas entrenadas con el uso de los dispositivos podrían ajustar los efectos del generador de pulsos a medida que lo crean conveniente.

 

Fuente: ConSalud.es 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



*