Errores diagnósticos en la enfermedad de Alzheimer.


Según los primeros resultados de un estudio realizado en Hawai con autopsias cerebrales de personas de edad avanzada, la enfermedad de Alzheimer y otras demencias pueden ser fácilmente mal diagnosticadas.


New research shows that Alzheimer’s disease and other dementing illnesses may be easily misdiagnosed in the elderly, according to early results of a study of people in Hawaii who had their brains autopsied after death.

“El diagnóstico de  demencias específicas en personas de edad muy avanzada es complejo, pero con el gran aumento de casos de demencia que se espera en los próximos 10 años en Estados Unidos, será cada vez más importante un diagnóstico correcto, para prevenir y tratar el deterioro cognitivo relacionado con la edad”, dijo el autor del estudio, el Dr. Lon White, del Sistema Médico Kuakini de Honolulu.

Para este estudio, los investigadores hicieron la autopsia a los cerebros de 426 hombres japoneses-americanos residentes en Hawai, y que murieron a una edad promedio de 87 años. De ellos, 211 habían sido diagnosticados con demencia cuando estaban vivos, la mayoría atribuida a la enfermedad de Alzheimer.

El estudio halló que aproximadamente la mitad de los pacientes diagnosticados con la enfermedad de Alzheimer no tenían el número suficiente de lesiones cerebrales que caracterizan esta enfermedad para apoyar el diagnóstico. En la mayoría de pacientes el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer no se había confirmado con una lesión o una combinación de lesiones cerebrales suficiente como para explicar la demencia. Estas lesiones incluyen microinfartos, cuerpos de Lewy, esclerosis del hipocampo o atrofia cerebral generalizada.

Sin embargo, el diagnóstico de demencia con cuerpos de Lewy, y la demencia vascular son más precisos. Los errores de diagnóstico aumentan a medida que lo hace la edad. También se  observaron manifestaciones no específicas de demencia, una prevalencia muy alta de lesiones cerebrales mixtas, y ambigüedad en la mayoría de las medidas con técnicas de neuroimagen.

“Se necesitan estudios más amplios para confirmar estos resultados y dar una idea sobre cómo podría tenerse mayor precisión en el diagnóstico y así prevenir la enfermedad de Alzheimer y las otras demencias que se dan a medida que el cerebro envejece”, dijo el Dr. White.

La investigación se publicó el 24 de febrero, y se presentará como parte de una sesión plenaria de la Academia Americana de Neurología en la 63 Reunión Anual en Honolulu, del 9 al 16 de abril de 2011.

El estudio fue subvencionado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento y el Departamento de Veteranos de Estados Unidos.


“Diagnosing specific dementias in people who are very old is complex, but with the large increase in dementia cases expected within the next 10 years in the United States, it will be increasingly important to correctly recognize, diagnose, prevent and treat age-related cognitive decline,” said study author Lon White, MD, MPH, with the Kuakini Medical System in Honolulu.

For the study, researchers autopsied the brains of 426 Japanese-American men who were residents of Hawaii, and who died at an average age of 87 years. Of those, 211 had been diagnosed with a dementia when they were alive, most commonly attributed to Alzheimer’s disease.

The study found that about half of those diagnosed with Alzheimer’s disease did not have sufficient numbers of the brain lesions characterizing that condition to support the diagnosis. Most of those in whom the diagnosis of Alzheimer’s disease was not confirmed had one or a combination of other brain lesions sufficient to explain the dementia. These included microinfarcts, Lewy bodies, hippocampal sclerosis or generalized brain atrophy.

However, diagnoses of Lewy body dementia and vascular dementia were more accurate. Misdiagnoses increased with older age. They also reflected non-specific manifestations of dementia, a very high prevalence of mixed brain lesions, and the ambiguity of most neuroimaging measures.

“Larger studies are needed to confirm these findings and provide insight as to how we may more accurately diagnose and prevent Alzheimer’s disease and other principal dementing disease processes in the elderly,” said White.

The research is being released February 24 and will be presented as part of a plenary session at the American Academy of Neurology’s 63rd Annual Meeting in Honolulu April 9 to April 16, 2011.

The study was supported by the National Institute on Aging and the Department of Veterans Affairs.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



*